22 de julio de 2024

Edificio de Tribulete 7 | Foto: XLAVAPIÉS

El viernes 22, Herederos de Emilio Bonet vendió el edificio de Tribulete 7 a Elix Rental Housing, consumando así una negociación contra la que se habían movilizado los actuales inquilinos del edificio: 54 familias y dos locales comerciales.

Los Bonet han comunicado la venta a través de una circular dirigida a los vecinos de Tribulete, en la que se les desea “lo mejor de todo corazón” y alegan “circunstancias personales” para tomar la “triste decisión” de vender el inmueble.

Es de esperar que, en los próximos días, los nuevos propietarios se pongan en contacto con los habitantes del edificio para indicarles dónde deberán abonar a partir de ahora sus rentas y darles alguna pista sobre su futuro habitacional.

Coordinados entre sí y con el apoyo del Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, los vecinos de Tribulete 7 se declararon “bloque en lucha” para tratar de evitar la venta del edificio y, en caso de no conseguirlo, que es lo que ha pasado, para lograr una negociación con la nueva propiedad que les permita seguir arrendados en sus respectivos domicilios.

Sin embargo, lo más probable, dada la forma de actuar de Elix en operaciones similares en otros edificios de Madrid, es que los vecinos de Tribulete 7 vayan recibiendo burofaxes indicándoles la no renovación de sus alquileres cuando vayan finalizando sus contratos.

En el proceder de este fondo está el expulsar a quienes viven en los edificios que compran, rehabilitarlos y devolver al mercado las propiedades solicitando por ellas rentas muy superiores a las actuales o, incluso, dedicándolas al alquiler vacacional.

Sin esperar a que se hubiera realizado la venta del edificio, sus vecinos organizaron dos jornadas de protesta para dar a conocer su situación, la última de ellas hace dos fines de semana. En sus acciones recibieron el apoyo de decenas de habitantes de Lavapiés y reunieron una amplia atención de políticos y medios de comunicación.

Circular en la que los antiguos propietarios comunican la venta del edificio

Hoy, a través de sus redes sociales, los habitantes de Tribulete 7 han dado a conocer la venta del edificio haciendo pública la “emotiva circular” con la que sus antiguos caseros les han comunicado la nueva situación.

“No han tenido huevos de dar la cara después de estar más de 60 años con algunos vecinos”, reprochan a Herederos de Emilio Bonet, mientras reciben a los nuevos caseros con un escueto mensaje: “Tribulete 7 sigue en lucha”.

La operación de venta se cerró por 8 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *