21 de julio de 2024

Edificio okupado en el número 1 de la calle del Bastero | xLAVAPIES.COM

Este domingo por la mañana unas pancartas desplegadas en los balcones del edificio situado en el número 1 de las calle del Bastero, en las que se podía leer “El corazón de Madrid sigue latiendo”, servían para presentar en sociedad un nuevo centro social okupado (CSO): La Rosa. Paralelamente, en sus cuentas de X (twitter) y de Instagram se hacía público un comunicado: “Madrid cuenta con un nuevo espacio para las vecinas y los movimientos sociales (…) El nuevo enclave y su situación harán de este edificio un bastión de resistencia en contra de quienes quieren expulsar a las vecinas de sus barrios (…) Lo que se presenta hoy es un nuevo proyecto desde lo colectivo y por lo colectivo“.

Bastero 1 es un edificio de 5 plantas, construido en 1862, situado en la frontera entre el Rastro y La Latina y que lleva sin habitantes, al menos, desde el año 2008, cuentan a xLavapiés integrantes del colectivo inicial involucrado en la creación de este CSO, que han permitido a este periódico visitar un inmueble en el que desde 2013 no hay indicios de actividad alguna y en el que se dejaron inconclusas las obras de rehabilitación del mismo.

Las mismas fuentes adelantan que la idea del colectivo es poder abrir cuanto antes a la ciudadanía este edificio, teniendo en cuenta que, en la actualidad, solo su primera planta presenta un estado de conservación lo suficientemente bueno como para permitir pensar en su rápida adecuación y aprovechamiento.

En cualquier caso, el inmueble cuenta con una ITE favorable y estructuralmente se halla en buenas condiciones: “Hay un trabajo por hacer para habilitar salas y plantas, pero creemos que se puede hacer rápidamente, según el colectivo vaya ganando fuerza. En la medida que el espacio lo permita, trataremos que cuanto antes la ciudad lo vaya sintiendo suyo, siendo también conscientes de que parte de la defensa del espacio pasa porque la gente lo sienta suyo”.

Primera planta

Como referentes de este nuevo CSO, sus responsables citan a La Ingobernable, como ejemplo más cercano, además de míticos centros sociales como el Patio Maravillas, en Malasaña, y el Laboratorio, en Lavapiés: “Es una genealogía y unas referencias con las que nos sentimos cómodos, aunque no pretendemos hacer calcol”, apunta un portavoz, antes de aclarar que el proyecto se irá construyendo en común y que serán las personas y colectivos que se sumen al mismo quienes le den forma.

Para saber más sobre la propiedad de Bastero 1 se nos emplaza a estar atentos a los comunicados que publicarán en los próximos días a través de sus redes sociales, si bien aclaran que se trata de particulares y que desde que el edificio está cerrado “ha pasado por varias manos como elemento de especulación”.

Última planta

“En una ciudad como Madrid, en la que todo pasa por el centro, esta okupación sirve para reivindicarlo para los vecinos ante la turistificación y la gentrificación y para aunar a movimientos sociales en la zona. La Rosa está en un barrio estratégico, tanto para el capital como para nosotras. Pretendemos impactar en las dinámicas de la ciudad. Tenemos la ambición de transformar cómo se vive en este entorno y proponemos otro uso del espacio público”, completan desde el CSO La Rosa lo que ya decían en su comunicado, en el que claman en contra de las “políticas neoliberales” y rechazan que “los desahucios no paren” y los “fondos buites campen a sus anchas”. “El derecho a una cultura anticomercial y participativa, a la vivienda y a intervenir activamente en nuestra urbe está por encima de la especulación”.

Vista desde la azotea

Preguntados por la durabilidad de la okupación y por la posibilidad de que puedan ser desalojados de forma más o menos inmediata, los portavoces del nuevo CSO se muestran cautos y, a la vez, moderadamente optimistas: “Tenemos una estrategia de defensa que nos ha permitido existir ya públicamente, hacer un comunicado y mostrar una intención explícita de hacer un centro social político”, aseguran, para concluir: “La construcción de La Rosa es un proceso colectivo al que invitamos a todo el barrio de Lavapiés, Latina y, en general, a todos los vecinos de Centro”.

3 comentarios en «Nace La Rosa, nuevo centro social okupado en el número 1 de la calle del Bastero»

    1. Ahora no hay nada de eso, verdad?. Ahora el barrio es un edén, verdad?
      Seguro que prefieres la especulación, la expulsión de tus vecinas, el cierre de tus tiendas convertidas en infraviviendas, en alojamientos turísticos que encarecen los precios de todo y de todas, las microfonadas excursiones turísticas, las basuras, la okupación y/o privatización de calles, plazas, aceras y cualquier espacio público por vehículos, carteles publicitarios de franquicias que nada aportan a tu calidad de vida?
      Tu experiencia en centros autogestionados qué tal? Ninguna, verdad?

      1. Está muy bien el discurso pero ocupar ilegalmente la propiedad de otro ¿a ti te parece perfecto? Increible. Tu tendrá algo en propiedad.. que te parecería que te lo ocupasen o quitasen?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *