16 de julio de 2024

Colocación de carteles convocando a la manifestación del sábado | Foto: xLAVAPIES.COM

Hace unas semanas, una llamada espontánea a través de redes sociales a juntarse “en contra de la destrucción del barrio” dio pie a un primer encuentro de vecinos y colectivos sociales de Lavapiés en el CSO Tres Peces.

En aquella cita se habló de los problemas que afectan a la zona, algunos se pusieron cara por vez primera, se tomó conciencia de la actividad que realizaba en el barrio cada participante en el encuentro, se emplazaron a tener nuevas reuniones y quedó patente que había un sentir común: Lavapiés está al límite y no iban a quedarse de brazos cruzados ante lo que sucedía en el barrio.

Como hemos dicho, a aquella primera cita, llena hasta la bandera, le fueron sucediendo otras desarrolladas en un formato asambleario y horizontal. Como fruto de las mismas se ha generado un manifiesto en el que estos colectivos no solo levantan la mano en señal de alerta sino que dejan entrever soluciones de mejora y exigen a las autoridades tomar cartas en el asunto a través de la puesta en marcha de lo que han dado en llamar un Plan de Emergencia Social para Lavapiés.

EL 1 DE JUNIO, MANIFESTACIÓN
La presentación en sociedad del descontento de estos colectivos será el próximo sábado 1 de junio, mediante una manifestación por las calles del barrio que partirá a las 18 horas desde la plaza de Lavapiés y a la que los convocantes esperan que se sumen muchos vecinos. Desde el pasado miércoles se han comenzado a ver colgados en comercios y portales los carteles que anuncian la convocatoria de la protesta bajo el lema ‘Lavapiés al límite. Contra la destrucción de los barrios. ¡Nos quedamos!’

MANIFIESTO

A continuación, publicamos íntegramente el contenido del manifiesto elaborado por los distintos colectivos:

Contra la especulación inmobiliaria, la violencia policial y la destrucción generalizada del barrio: lxs vecinxs de Lavapiés nos organizamos para pedir medidas urgentes.

Vivimos una realidad cotidiana en Lavapiés atravesada por circunstancias muy preocupantes. La soledad no deseada de las personas mayores, la desatención de personas con problemas de drogodependencias o salud mental, la carestía de la vivienda y la expulsión de muchas vecinas… La fragilidad de muchas de nuestras vecinas es respondida con una apabullante presencia policial que protagoniza con regularidad señalamientos y persecuciones racistas. Una imagen de abuso que perpetúa una relación de dominio que está en lo opuesto de lo que siempre ha significado Lavapiés como territorio de acogida, diversidad e intercambio cultural. Ese racismo institucional constante viene acompañado por un clima de abandono que se refleja en una depauperación de los derechos más elementales. En los últimos años buena parte de nuestras vecinas han tenido que abandonar su barrio por la presencia de fondos buitres y especuladores que han comprado a su antojo viviendas y locales que han convertido en caramelos para turistas e inversores privados sin escrúpulos. Ha sido la permisividad y la desidia institucional la que ha generado un problema de fatídicas consecuencias. Los desahucios de bloques como Argumosa 11, y tantos otros, han generado cantidad de pisos en formato parque de atracciones que han deteriorado nuestras convivencia, arrinconado casi hasta la desaparición al pequeño comercio y asfixiado a miles de vecinas que se ven con la soga al cuello, como en los casos de los bloques en lucha de Tribulete, Zurita, Buenavista y San Ildefonso y Olmo 8. Exigimos un Plan de Emergencia Social para el barrio. Un plan que contemple de forma amplia las ramificaciones de la situación: salud, vivienda, espacios públicos, refugios climáticos, educación, migración, etc.

Pedimos a las instituciones que respeten los espacios de gestión participativa y organización ciudadana que ya están en funcionamiento y que son fundamentales para la vida en el barrio, como es el caso del centro social La Tabacalera o La Rosa. Igualmente exigimos asegurar el acceso a la salud de todas las personas con independencia de su estado administrativo, entendiendo ésta de forma integral, incluida la alimentación y la vivienda. Hay que atender a las barreras del idioma, disponiendo de intérpretes mediadores en distintas lenguas en el centro de salud y otras dependencias públicas en las lenguas mayoritarias del barrio: dariya, wolof, árabe y bengalí. Exigimos aulas de enlace (deficitarias en los colegios del barrio) para garantizar la integración de las niñas y niños procedentes de otros países. El refuerzo con más personal docente para reducir la ratio, también la mejora de instalaciones deportivas, el refuerzo de los programas de huertos escolares y educación medioambiental, la peatonalización de las zonas aledañas a los colegios e institutos. También medidas de apoyo integral a la juventud del barrio, para que su desesperanza deje de ser caldo de cultivo de bandas juveniles y desafección existencial. Hay que promover la regularización de personas migrantes, facilitando el empadronamiento, crear un fondo de emergencia habitacional para personas sin hogar, intermediar en procesos de desahucio, ilegalizar los pisos de alquiler turístico y sancionar a los grandes tenedores. Que cese el estado policial en el barrio y que se fomenten lugares de encuentro interculturales. Queremos plazas vivas y seguras para todas las edades, con bancos y zonas ajardinadas, con más espacios para practicar deporte. Queremos en definitiva un verdadero barrio comunitario y transfeminista, que tenga en cuenta a la vecindad de todas las edades y procedencias.
Estamos al límite y nos hemos juntado para conquistar nuestros deseos aquí y ahora, porque juntas somos más fuertes.


Colectivos que firman el manifiesto: Asamblea 8M Lavapiés, Aquí Vivimos, Ateneo Libertario Lavapiés, Asamblea Encuentro Feminista, Asociación Inmigrantes Senegaleses en España, Avatars, CGT, C.S La Rosa, C.S. Tabacalera, C.S 3Peces3, Eskalera Karakola, Maestras del Barrio, Maloka, Museo Situado, Alianza por la Solidaridad, Banco Alimentos del Barrio, Centro Investigación y Creación Cultural La Tortuga, Cuidados Madrid Centro, Dragonxs de Lavapiés, Esta es una Plaza, Grigri Projects, Hola Vecinas, Mbolo Moy Dole, MRS, Observatorio en Derechos de Empleo del Hogar y Cuidados Jeanneth Beltrán, Planta Alta, Hablar en Arte Postory AM, Red Interlavapiés, Red Solidaria de Acogida, Sercade, Teatro del Barrio, Territorio Doméstico, Tómate algo, Valiente Bangla, Plaza Solidaria, Radio TV Lavapiés, Replantamos Lavapiés, Sindicato de Inquilinas, Sindicato de Manteros, Traficantes de Sueños.

1 comentario en «Más de 40 colectivos exigen un Plan de Emergencia Social para un Lavapiés que declaran “al límite”»

  1. Hola, soy vecino de Lavapiés y comparto gran parte del manifiesto.

    Al respecto de las referencias sobre el Estado Policial, comprendo que lo ideal es que no fuera necesaria su presencia, pues significaría, que no hay robos, personas drogándose en la calle, borrachos gritando, haciendo sus necesidades y otras cosas que sabemos de las que hablamos lo que aquí vivimos. Pero lamentablemente no es así y gracias a la presencia de la policía no estamos peor de lo que podíamos estar, cómo lo fue con el desalojo del edificio de Nelson Mandela.

    Indudablemente hacen falta medidas sociales que ayuden, y medidas contra la turistificacion, pero la policía necesaria, podemos hablar de la actitud de algunos del gremio, por supuesto, pero sí son necesarios.

    Un cordial saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *