22 de julio de 2024
Restos de metralla de la bomba en el edificio de Espada 9 | BNE

El 30 de octubre de 1936 cayeron las primeras bombas lanzadas sobre la ciudad de Madrid por parte de la aviación del sublevado bando nacional.


Una de ellas alcanzó de pleno al edificio del número 9 de la calle Espada provocando una matanza entre quienes hacían cola delante de lo que por aquel entonces era La Gota de Leche, una institución municipal benéfica que brindaba atención sanitaria a madres de lactantes y proporcionaba gratuitamente leche esterilizada y sueros.


La prensa de la época habla de decenas de muertos, entre ellos 60 niños. Las imágenes de aquella carnicería fueron portada de periódicos de todo el mundo. Una de ellas, la de una niña de Lavapiés muerta, llamada María Santiago, se utilizó como cartel propagandístico antifascista, sirviendo entonces para la movilización internacional de brigadistas de numerosos países a favor de la República y convirtiéndose más tarde en icono del sufrimiento de la población civil.


Hoy, en el número 9 de la calle Espada se encuentra la Escuela Infantil Rosalía Rendú. No hay en la fachada placa alguna de memoria histórica que recuerde lo que sucedió hace 87 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *