22 de julio de 2024
Niños de Hola Vecinas en sus cursos de natación

Con la llegada del mes de julio han comenzado las quincenas de intensivos de natación para niños del centro deportivo de La Cebada.

Gracias a la solidaridad de los vecinos de Lavapiés, 67 de esos cursos no costarán nada a los menores del barrio de Embajadores que los van a disfrutar.

Se trata de pequeños de entre 3 y 14 años pertenecientes a familias con bajos ingresos y en riesgo de exclusión social, usuarios durante todo el año de los servicios de todo tipo que, desinteresadamente, les ofrece la asociación Hola Vecinas, entidad sin ánimo de lucro que, sin ninguna ayuda oficial, desempeña una importante labor social en el área sostenida por las aportaciones dinerarias de simpatizantes y socios y por el trabajo de sus voluntarios.

Al igual que ya hiciera el año anterior, Hola Vecinas lanzó en el mes de mayo una campaña, a través de sus redes sociales, destinada a conseguir el dinero necesario para que estos menores, cuyas familias no podrían hacer frente al coste de un curso, pudieran aprender a nadar este verano o mejorar su técnica en el agua.

Si en el estío de 2023 la asociación logró que se amadrinaran los cursos de 61 usuarios de su centro, ubicado en el local del número 14 de la calle Dos Hermanas, este verano han conseguido financiación para cinco más, llegando a los 67.

Ambos años, la generosidad de los particulares que respondieron a la interpelación de la campaña ‘Hola, piscina’ ha alcanzado, incluso, para adquirir algún material de baño necesario para asistir a los cursos, tales como gorros de baño y gafas de natación.

Desde Hola Vecinas agradecen la positiva respuesta ciudadana recibida ante lo que consideran una necesidad de muchos menores de Lavapiés que, además de no saber nadar, pasarán todo el verano en el barrio, dado que la situación económica de sus familias no les va a permitir disfrutar de unas vacaciones en otro lugar.

Al inicio de esta campaña, desde Hola Vecinas sus responsables comentaban a xLavapiés que más allá de que los niños aprendan a nadar se busca proporcionarles “un pequeño parche que compense el cierre de la piscina de verano de Peñuelas y que les haga algo más llevadero el verano. En Lavapiés no hay refugios climáticos y nuestras familias son las más vulnerables a las altas temperaturas“.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *