22 de julio de 2024

Pancartas en San Ildefonso 20 | Foto: xLAVAPIÉS.COM

Las 24 familias que viven de alquiler en el número 20 de la calle San Ildefonso llevan meses negociando de puertas para dentro con ATM TYR REAL ESTATE SL, la empresa que en diciembre de 2023 compró el edificio entero en el que viven con la intención, según indican estos vecinos, de convertirlo en viviendas de alquiler temporal, para lo que tendrían que echarlos de sus casas.

Hasta el día de hoy la única señal evidente de que algo estaba sucediendo con esa propiedad y con las vidas de quienes la habitan eran las pancartas que cuelgan en la fachada del edificio y que remitían a lo que sucedía en paralelo en otros edificios de la zona como los de Tribulete 7, Buenavista 25 y Zurita 22. Tras seis meses de conversaciones, los habitantes de San Ildefonso 20 han decidido ahora dar detalles públicamente de la situación por la que están atravesando. El motivo, según dicen, que sus interlocutores habrían roto lo pactado con ellos hasta el momento.

Como Tribulete, Buenavista y Zurita, San Ildefonso 20 también se había declarado “bloque en lucha”, que es algo así como decir que, desde la unión y desde una negociación colectiva, se resisten a quedarse de brazos cruzados a la espera de que la nueva propiedad de sus casas les envíe un burofax indicando la fecha en la que deberían dejar sus hogares, según vayan cumpliendo sus respectivos contratos de arrendamiento. Ellos, con el asesoramiento y el acompañamiento del Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid decidieron buscar y proponer una solución a ATM TYR.

La propuesta que plantearon al fondo buitre, propiedad de Trier Capital España Sl y de Tavira Capital Sl, es comprarles ellos mismos el edificio. Para ello, “las vecinas decidieron constituir una cooperativa de vivienda en cesión de uso, sacar del mercado el bloque y blindarlo frente a la especulación de por vida”, explican desde el Sindicato de Inquilinas. Sin embargo, esa negociación habría saltado por los aires al conocer el precio de venta propuesto por ATM TYR, que haría a esta empresa ganar 1,2 millones de euros en sólo 6 meses sin haber hecho realmente nada.

Los vecinos de San Ildefonso 20 siguen pidiendo a la nueva propiedad que les venda el bloque, pero exigen “un precio justo” y consideran un abuso la plusvalía que persigue el fondo.

Además, han decidido que, a partir de ahora, su negociación no continuará sólo en silencio. Para dar a conocer su momento al vecindario han organizado una acción festiva y reivindicativa, una “fiesta de resistencia”, para el próximo sábado. Desde las 18 horas, convocan a todas las personas que deseen apoyarlos en su empeño de quedarse en el barrio y en sus casas a un encuentro en el que la música tendrá gran protagonismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *