23 de junio de 2024

Una las pintaas qu han sio borraas | Foto: XLAVAPIS.om

La madrugada previa a la concurrida manifestación que el pasado sábado recorrió durante más de dos horas Lavapiés bajo el lema ‘Lavapiés al límite. Contra la destrucción de los barrios’, aparecieron numerosas pintadas en distintas calles denunciando desde la proliferación de vut a la turistificación de la zona o el rentismo, entre otros asuntos, y declarando el barrio en lucha.

A primera hora de ese mismo 1 de junio el concejal de Centro, Carlos Segura, procedió a condenar, a través de su cuenta de Twitter, esas pintadas, calificándolas de “vandalismo y señalamiento a comerciantes del barrio”.

El domingo, algunas de ellas ya habían sido borradas por los servicios municipales de limpieza, mientras que otras fueron eliminadas en la mañana del lunes, todo un ejemplo de rapidez de acción, inusual por parte del Ayuntamiento cuando se trata de resolver problemas de otra índole.

“Si el turismo no estuviera desatado quizás no habría pintadas. Todo el Centro está lleno de miles de VUTs ilegales que no cerráis” y “Controlad el turismo, cerrad los Airbnb y no permitáis más pisos donde antes eran comercios… Esto no es vandalismo, son vecinos hasta los cojones de vuestras políticas”, son algunos de los mensajes de respuesta que recibió el tuit de Segura de usuarios de la red social.

Los más de 40 colectivos sociales de Lavapiés que convocaron la protesta del sábado se desvinculan de la autoría de las pintadas. La manifestación transcurrió sin ningún tipo de incidente y en un ambiente festivo.

Entre los mismos participantes de la protesta, cerca de un millar, las pintadas fueron también motivo de comentario y no todo el mundo compartía ni el sentido de algunos de los mensajes escritos ni la forma de plasmarlos, aunque entre quienes marcharon sí había completa coincidencia de que ante el problema de la vivienda y de la turistificación, asuntos que se alzaron con el protagonismo de la manifestación sobre el resto de reivindicaciones, las autoridades deben actuar sin más esperas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *