22 de julio de 2024

Edificio del número 26 de la calle Ave María | FOTO: XLAVAPIÉS.COM

El edificio del número 26 de la calle Ave María está catalogado como residencial, a excepción de su planta 0. Sin embargo, su propietario, el grupo Allianz, llevaba tiempo explotándolo de forma “ilegal” como viviendas de uso turístico (VUT) a través de la gestora Limehome Spain SL, según el Ayuntamiento de Madrid, que considera probado este hecho gracias al informe elaborado en diciembre de 2022 por un técnico municipal.

Al ver que Limehome carecía de “título habilitante” para el ejercicio de dicha actividad, en julio de 2023 la Gerente de la Agencia de Actividades ordenó “la clausura y cese inmediato” de la actividad turística en el inmueble, algo que finalmente parece que se ha conseguido ahora.

Restituir la legalidad en Ave María 26 no le ha resultado sencillo al Consistorio, que primero tuvo que desestimar las alegaciones a su decisión presentadas por Limehome en el preceptivo trámite de audiencia y, posteriormente, vio cómo la citada comercial presentaba un recurso de reposición para, a la postre, judicializar el caso el pasado enero mediante un contencioso administrativo, según se recoge en el largo expediente de todo este asunto, al cual ha tenido acceso este periódico.

En el inicio de ese expediente, y como hemos apuntado, un técnico de la Agencia de Actividades certificó, tras una inspección, que el edificio de Amparo 26 se había dividido en 26 pisos y que 24 de ellos se estaban alquilando como apartamentos turísticos, añadiendo, además, que en los apartamentos se habían realizado obras no comunicadas para adaptarlos a tal fin y advirtiendo, al mismo tiempo, de una modificación de fachada para la que no se tenía autorización y que se debería revertir.

Cartel de Limehome sobre la entrada de Ave María 26, en una imagen de diciembre de 2022 | FOTO: XLAVAPIES.COM

Pese a que Limehome había colocado un cartel en el edificio, que identificaba claramente como apartamentos turísticos las viviendas del inmueble, y que en diferentes plataformas online, así como en su misma web, estas se ofrecían como vut, la empresa se empeñó en negar la mayor y en pelear la decisión municipal, retrasando todo lo que ha podido la ejecución de la orden recibida.

Este lunes, en declaraciones a xLavapiés, portavoces de Limehome Spain SL aseguraban que “desde hace varios meses el edificio de Ave María 26 ya no se está comercializando como vivienda de uso turístico” -aunque la última reseña sobre la estancia en el edificio de un cliente que hemos podido encontrar es de hace tan sólo seis días- y que “ya no existe un contencioso administrativo contra el Ayuntamiento”, información esta última que no hemos podido contrastar con Cibeles.

Lo que sí que hemos podido comprobar es que Limehome ha retirado de la fachada de Ave María 26 el cartel que tenía colgado y que en su web, ahora mismo, los apartamentos de este edificio no están disponibles, aunque se pueden reservar en el portal Booking desde un mínimo de 14 días. Y es que fuentes de la empresa han asegurado a este periódico que, aunque ya no comercializan estos pisos como vut, lo harán ahora como “alquiler de temporada”, un tipo de contrato establecido por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) en la categoría de uso distinto al de vivienda habitual y que queda fuera de la regulación de la nueva Ley de Vivienda, así como de aquellas de Ayuntamientos y de Comunidades Autónomas que buscan controlar las actividades turísticas.

Lugar de la fachada donde hasta hace poco colgaba una banderola de Limehome | FOTO: XLAVAPIES.COM

DE VUT A VIVIENDAS DE ALQUILER TEMPORAL

Si la duración máxima de la estancia para un alquiler turístico es de un mes, un alquiler de temporada suele durar entre un mes y 12 meses, aunque la ley no establece una duración específica, quedando esta a expensas de un acuerdo entre las partes.

Como hemos podido comprobar, para Limehome ese contrato va a tener una duración mínima de 14 días. En Booking ya se anuncian como “Limehome Madrid Calle Ave María – estancia temporal” y un apartamento para 2 personas durante 14 noches cuesta un mínimo de 1800 euros a principios de julio.

Telefonillo de Ave María 26, con dispositivo electrónica de apertura de la puerta mediante código | FOTO: XLAVAPIES.COM

SANTA ANA 25

Lo mismo que ha sucedido con Ave María 26 también ha pasado con los pisos de Santa Ana 25, otro edificio con 35 apartamentos comercializados hasta ahora como vut en el barrio de Embajadores por Limehome: mientras que no se pueden reservar en la web de la empresa, sí es posible hacerlo con un mínimo de 14 noches en Booking, portal donde igualmente se anuncian desde hace unos días como alojamientos de “estancia temporal”.

En este edificio, este periódico no ha podido comprobar si el cambio de línea de negocio de Limehome se ha debido a otra orden de cese de actividad por parte del Ayuntamiento, aunque la empresa sigue comercializando como vut otro inmueble cercano catalogado como “residencial”, el situado en el número 7 de la calle La Paloma.

Limehome Spain es una empresa de matriz alemana que opera desde 2020 en el mercado español. En el distrito Centro, además del de Ave María, el de Santa Ana y el de La Paloma también comercializa como vut edificios situados en las calles de la Bolsa, Madera, Fomento y San Lorenzo, teniendo alguno de ellos uso terciario hotelero, como el situado en Malasaña.

LA SOMBRA DE ELIX

Aunque sobre la propiedad de Ave María 26 hemos pasado hasta el momento de puntillas es interesante destacar que pertenece desde el año 2019 a Elix Vintage Residential, socimi adquirida en 2021 por el grupo Allianz (que pagó 140 millones por ella), pero que fue creada por la alianza formada por el fondo AltamarCAM y la gestora inmobiliaria Elix, las mismas corporaciones que posteriormente fundaron Elix Rental Housing II, socimi que ha comprado el edificio del número 7 de la calle Tribulete con cuyos habitantes sostienen en la actualidad un contencioso: mientras que la propiedad los quiere echar de las viviendas en las que están en régimen de alquiler, los vecinos se han declarado “bloque en lucha” y denuncian que el objetivo de Elix Rental Housing es el de no prorrogar sus contratos de alquiler ni renegociarlos para poder así dedicar el edificio a alquileres turísticos ilegales y a alquileres de temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *