22 de julio de 2024

Edificio de Tabacalera | Foto: MINISTERIO DE CULTURA

“El futuro Centro Tabacalera es un proyecto que aspira a visibilizar el tejido cultural español y a ser una institución abierta al barrio madrileño de Lavapiés, donde se encuentra”, comunicaba este martes el ministerio de Cultura tras el Consejo de Ministros que ha aprobado el acuerdo por el que se autoriza la ejecución de las obras de rehabilitación de espacios interiores de la antigua Tabacalera, calificadas de urgentes y de “excepcional interés público”, y que servirán para convertir el citado edificio “para su conversión “en centro de producción y de residencias artísticas”.

Hasta el momento se estaba actuando ya sobre la envolvente del edificio, carpinterías y fachadas exteriores. Ahora se da luz verde a continuar con la rehabilitación de los espacios interiores de Embajadores 53 mediante Orden del ministro de Cultura y Deporte, previendo, además, la demolición de elementos no originales del inmueble: “Estas obras incluyen la demolición y limpieza de todos aquellos componentes espurios respecto a la arquitectura del edificio original para desarrollar en su interior lo más pronto posible los nuevos usos comprometidos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR)”.

UN PROYECTO ESTRATÉGICO

Según Cultura, el futuro Centro Tabacalera es un proyecto estratégico que supone “el impulso a la creación artística contemporánea, con la reconversión del edificio de la antigua fábrica de tabacos de Madrid, construida a finales del siglo XVIII, en un centro de producción y residencias artísticas, en la línea de otros centros internacionales de larga trayectoria. Se trata de un proyecto dirigido a la reactivación del tejido creativo, promoviendo un espacio de investigación artística e intercambio de experiencias entre artistas, en colaboración también con las comunidades autónomas”.

“En el edificio, ejemplo de patrimonio industrial situado en uno de los principales ejes culturales de Madrid, con más de 21.000 metros cuadrados, se plantea un espacio, de titularidad estatal, que sea centro de producción y residencias artísticas. Se trata de uno de los proyectos comprometidos en el ‘Componente 24: Revalorización de la industria cultural’ del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”.

12,5 MILLONES Y REFERENCIA EXPLÍCITA A LAVAPIÉS

En su nota de prensa, el ministerio de Cultura ha indicado que con las obras de rehabilitación de fachada, cubiertas y carpinterías del edificio, ya iniciadas, y todo lo que queda a partir de ahora pendiente, la inversión total prevista para poner en marcha Centro Tabacalera será de 12,5 millones de euros. El valor de las obras que ya se estaban realizando era de 5.607.107,01, por lo que la asignación ha sumado alrededor de 7 millones de euros. Si bien estaba previsto que aquellas primeras tuvieran una duración de 12 meses, por el momento no ha habido una nueva estimación sobre cuándo podrán estar acabadas ahora que se amplía la rehabilitación.

La relación del futuro Centro con el barrio de Lavapiés-Embajadores, donde se ubica físicamente será estrecha, a tenor de lo que se ha dicho hoy, dado que “Además, “el proyecto prevé un programa de actividades públicas que abra el proyecto al sector y a la ciudadanía” y aspira, asimismo, a “visibilizar el tejido cultural español y a ser una institución abierta al barrio de Lavapiés (Madrid)”.

CSA TABACALERA

El edificio de la antigua fábrica de tabacos tiene una superficie total de 30.000 metros cuadrados, si bien Cultura solo habla de que el futuro Centro Tabacalera contará con algo más de 21.000. Aún sin especificarlo en su nota de prensa, la diferencia de metros cuadrados se explicaría en el hecho de que en parte del edificio desarrollaba sus proyectos el Centro Social Autogestionado (CSA) Tabacalera, cuya asamblea tuvo que suspender toda actividad a finales del pasado mes de junio, momento del comienzo de las obras ahora ampliadas.

Así pues, este hecho explicaría que, tal y como se prometió a los distintos colectivos del CSA, que negocian con el ministerio una “autorización especial de uso” de hasta 8 años, es de esperar que estos puedan retomar su actividad cuando el edificio esté de nuevo en perfectas condiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *