16 de julio de 2024

Vecinos de Tribulete 7 durante una de las protestas denunciando su situación | Foto: SOFÍA BORIOSI (sofiaboriosi.com)

La movilización de los vecinos del número 7 de la calle Tribulete para que el nuevo propietario del edificio en el que viven de alquiler les escuche ha dado un pequeño fruto en forma de inicio de una negociación cuya primera cita tuvo lugar el pasado viernes.

El encuentro se llevó a cabo en el Ateneo La Maliciosa y se produjo a requerimiento de la propiedad, el fondo buitre Elix Rental Housing, que adquirió el edificio el 22 de marzo.

En la reunión quedó de manifiesto lo distante de las posturas de ambas partes: mientras los vecinos desean quedarse en el edificio y que sus contratos de alquiler se renueven en las mismas condiciones que los que han tenido hasta ahora, Elix Rental Housing quiere vaciar el inmueble y que la gente se vaya para, previsiblemente, remodelar las viviendas y devolverlas al mercado del alquiler a un precio superior.

Pese a lo opuesto de las voluntades de los bandos, los vecinos de Tribulete 7 consideran “positivo” este primer contacto que, dicen, no se hubiera producido sin antes haberse declarado “bloque en lucha” y haber realizado acciones de protesta mediante las que han dado a conocer públicamente su situación, así como estas prácticas que vienen realizando empresas como Elix Rental Housing y que expulsan población tradicional de los barrios de Madrid, por lo que animan a inquilinos de otros edificios que puedan estar enfrentándose a una situación similar a la suya a organizarse y a no resignarse a esperar la llegada de un burofax en el que se les comunique sin más que deberán abandonar sus hogares. “Estas empresas son amigas de trabajar en la sombra para que no sepa lo que hacen, que será legal, pero no ético. Hay que hacer público el problema”, afirman.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Vecinos de Tribulete, 7 (@vecinostribulete7)

La reunión del viernes, en la que los vecinos de Tribulete estuvieron acompañados y asesorados por miembros del Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, finalizó emplazándose a un nuevo encuentro, aún sin fecha, en el que ambas partes presentarán sus propuestas de resolución del problema.

La portavoz de Tribulete 7, Cristina G., destaca como un primer éxito el hecho de que la negociación con la propiedad se esté realizando de manera colectiva, aunque lo que ésta pretendía era hacerlo de forma individual con cada inquilino. Por otra parte, quiere dejar claro que los alquileres que actualmente están pagando estos vecinos por sus viviendas “no son baratos”, sino que “están en precio de mercado, variando según el tiempo que hace que se firmaron los contratos”.

Protesta el pasado 14 d abril en Buenavista, 25 | Foto: SOFÍA BORIOSI (sofiaboriosi.com)

BUENA VISTA 25, ZURITA 22 Y SAN ILDEFONSO 20

Además de los vecinos de Tribulete 7, en Lavapiés otros dos bloques de vecinos en parecida situación también se declararon en lucha. Los de Buenavista 25 y Zurita 22, que dieron a conocer su problemática el pasado 14 de abril mediante una acción de calle, no han conseguido por el momento que su nuevo casero, la productora cinematográfica Gloriamundi Producciones, se siente a dialogar con ellos y les ha comunicado que deberán abandonar sus hogares cuando finalicen sus contratos. “Nos cuelgan el teléfono diciéndonos que no les interesa y siguen sin responder al burofax que enviamos en marzo”, indica la portavoz de estos vecinos.

Por su parte, los residentes del número 20 de la calle de San Ildefonso, edificio del que también cuelgan pancartas de “bloque en lucha”, sí que estaría negociando ya con su nuevo casero, Trier Capital España SL, la posibilidad de continuar como inquilinos del inmueble. Acompañados, igualmente, por el Sindicato de Inquilinas, están llevando el asunto de forma más discreta, por el momento. En este caso, son 25 las unidades familiares afectadas.

Pancartas en el número 20 de San Ildefonso, otro “bloque en lucha” | Foto: XLAVAPIES.COM

EL PROBLEMA, EN LA CALLE Y EN FOTOGRAFÍAS

Como hemos indicado anteriormente, visibilizar el problema habitacional y de vida ante el que se encuentran vecinos y vecinas que viven de alquiler en Lavapiés y que están en riesgo de ser expulsados del barrio por sus nuevos caseros es la estrategia que han decidido seguir algunos de ellos para tener algo más de fuerza de cara a una negociación que les permita continuar en sus casas. La fotógrafa Sofía Boriosi, colaboradora de xLavapiés, es una de las profesionales que han decidido documentar esta lucha y ponerle rostro. A continuación, una pequeña selección de las imágenes que componen su trabajo, ‘Fuera Buitres’, tomadas en la protesta del mes de marzo de Tribulete 7 y en la de Buenavista 25 y Zurita 22 del pasado 14 de abril (cuatro últimas fotografías). Más imágenes de la serie, en la web de Boriosi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *